lunes, 14 de mayo de 2018

“Movimiento en Libertad”


Luego del “período de inicio”, donde nos conocimos y organizamos, queríamos compartir como fuimos construyendo entre todos, los niños/as y Nora,  las actividades  de rutina del taller: almuerzo, higiene y sueño. Momentos que aún cuando tienen por objetivo primordial la satisfacción de necesidades fisiológicas, se constituyen en situaciones privilegiadas para la comunicación, el contacto afectivo del niño/a con el adulto el adulto. 
A través de estas rutinas los niños/as realizan un paulatino aprendizaje de pautas sociales, adquieren un ritmo diario y van construyendo su autonomía.

Alimentación: En este momento disfrutan de comer utilizando el tenedor o la cuchara. Les contamos que  algunos ya comen solitos y otros necesitan un poco de ayuda.
Teniendo en cuenta que la alimentación de los niños va variando de acuerdo a las edades es preciso considerar las particularidades de cada uno de ellos para poder adecuar los ofrecimientos del adulto a las necesidades y demanda alimenticia del niño/a y de las costumbres particulares de las familias.





Higiene
: Realizamos el cambiado del pañal, donde cada niño/a se recuesta en un cambiador a su altura, haciendo énfasis en respetar el cuerpo del niño/a donde prima la comunicación y el encuentro, sabiendo que es una instancia construida entre dos.

Además todos los días se lavan las manos y la cara utilizando su toalla para secarse… También comenzamos con el cepillado de dientes.

Sueño: Los momentos de actividad y descanso son procesos complementarios y el equilibrio entre ambos contribuirá al desarrollo integral del niño.
Llegado el momento de descanso, los niños saben cuál es el lugar que les corresponde a cada uno y lo hacen reconociendo su sábana y su almohadón.  Algunos se acuestan y se sacan las zapatillas solos, otros con ayuda.
El espacio que utilizan para ese momento es tranquilo, con una luz tenue y con música suave para lograr la relajación y poder conciliar el sueño.
El rol de las docentes en este momento es el de “sostén” a través de la mirada, mimos y caricias. Algunos traen algún muñeco de su casa para acostarse a dormir.






Hasta la próxima!
Nora