jueves, 2 de agosto de 2018

Salas de 3 “Exploradores del Espacio” y “Navegantes de sueños”


Se acercan a la Biblioteca como espacio pedagógico…

La lectura en el Jardín de Infantes se inicia desde que el niño toma contacto con textos escritos, aún antes de leer convencionalmente.
      Favorece la expresión de ideas, emociones, sensaciones y sobre todo el desarrollo de futuros lectores.
      Los libros han sido los encargados de conservar y difundir la cultura, de divertirnos, de permitirnos fantasear y viajar con la imaginación, de emocionarnos y de hacernos soñar.
     Al acercar al niño al mundo de la producción literaria, de la invención de cuentos, en esta mezcla de realidad y fantasía, donde a través de imágenes, onomatopeyas, sonidos, etc., pueda identificarse con las historias, canalizar miedos, resolver conflictos; no sólo lo ayuda a desarrollar su autoestima sino también a fortalecer el espíritu y la imaginación.  
     Es primordial reconocer la importancia que debe tener la biblioteca en la sala, ya que debe tener libros capaces de incentivar, de dar placer y de acercar a los niños para que se adueñen de ella.
 “El hábito de leer no es innato. El hombre no llega al mundo apreciando los libros u otros materiales de lectura; esa es una capacidad que se desarrolla con la práctica y como consecuencia de un modelo de conducta que se le propone y enseña”
Diseño Curricular para la Educación Inicial
Niños de 2 y 3 años

A partir de lo anterior, es que planificamos esta propuesta pedagógica para jugar en las salas…

“Mesa de libros”: realizamos esta actividad en la cual preparamos una mesa con libros de la Biblioteca del Jardín otros agregados por la docente para que los niños los manipulen, los observen, comenten y conversen sobre los mismos. Luego de este primer momento de contacto y exploración, entre todos eligieron  el que más les interesó para ser leído por la docente y disfrutar juntos de un momento literario.
¡Hasta la próxima!
Mabel, Julieta, Daniela y Carolina