jueves, 25 de abril de 2019

En la sala de 3 B pasan muchas cosas…


  Los niños necesitan conocer, comprender, apropiarse y contribuir a la elaboración de un sistema de códigos compartidos en el ámbito institucional. Necesitan sentirse seguros, acompañados y valorados. Necesitan tiempo para ello y para conocer espacios, personas, objetos y modalidades de funcionamiento”. (Diseño Curricular para la Educación Inicial. Marco General, 2001).

A partir de diferentes propuestas de juego los chicos fueron descubriendo y conociendo el espacio y los materiales de la sala. A través de la posibilidad de elección (dónde y con qué jugar) es que van construyendo el juego con otros y apropiándose de este nuevo espacio, “la sala de tres”.

Exploraron el espacio de la sala a través del dibujo sobre diferentes planos y soportes. En el piso y en la mesa. Durante la propuesta cada uno pudo elegir dónde dibujar y de qué manera. 
















Jugaron con espuma de afeitar usando todo el espacio de la sala, descubriendo y explorando con sus manos cada uno fue dejando su huella.



Con las hojas secas de plantas y árboles que recolectaron en familia, jugamos a tirarlas por el aire, las pisamos haciendo mucho ruido y las llevamos de paseo en una sábana gigante. Luego todos juntos las hicimos volar muy alto agitando la tela.







De a poco fueron conociendo los diferentes sectores de juego. Primero observamos todos juntos el lugar de la sala donde podemos encontrarlos y vimos qué materiales hay en cada uno de ellos. 

En el sector de Biblioteca disfrutaron explorando y observando los libros. 








En el sector de Arte pudieron dibujar eligiendo entre diferentes herramientas (como marcadores, tizas y crayones). 

En el sector de Construcciones  jugaron a construir con diferentes tipos de bloques. 

















En el sector de Dramatizaciones jugaron a cuidar a los bebés, a disfrazarse con ropa y accesorios y a cocinar con elementos de cocina, de esta manera a través del juego fueron representando distintas situaciones de su vida cotidiana.

¡Hasta la próxima!
Nadia y Mabel 




No hay comentarios:

Publicar un comentario