jueves, 19 de mayo de 2016

Natación

El medio acuático es un medio diferente al habitual, no convencional.

“Estar” en el agua produce placer por probar nuevos modos de desplazarse, sumergirse, deslizarse, lograr cierto equilibrio, experimentar nuevas sensaciones, explorar y conocer el medio, resolviendo nuevos problemas.

Las actividades acuáticas proporcionan la posibilidad de realizar experiencias motrices, sensitivas y el juego, que requieren de nuevas adecuaciones corporales.

Los niños aprenderán paulatinamente los riesgos que implican las actividades acuáticas y con ayuda de los adultos también aprenderán a evitarlas.

La autonomía progresiva en el medio acuático supone formas de relacionarse con el medio mismo y proporcionar una actividad corporal y motriz para el logro de otras capacidades que se integrarán a las que se propone la Educación Física en los ámbitos del Jardín de Infantes.